View Raw Image” jquery1267616634991=”47″>                       

                                                                                             
              1  DE  DICIEMBRE   1914-  
               

A ti, abuelo,

que me abrazaste con espacios,

y sabias palabras.

A ti, en estos momentos que vives

de suspense , duda y miedo…

Ahora, que recorres con la memoria,

todos tus momentos ,de los que yo ,

soy solo un fragmento.

A ti, abuelo, que nos enseñaste

a valorar el poco,

y a despreciar el mucho.

Que cumpliste con tu ejemplo,

y  supiste cristalizar tus sueños

en roca y vidrio.

De lejos ;

el hombre, pudiera parecer insignificante;

poco mas que polvo.

De cerca;

a veces te sorprende,

con su fragilidad, con sus sueños.

Si lo recorres con el corazón abierto,

uno entiende lo trágico y valiente

que constituye su ser.

Y como en su mortalidad sabida,

es capaz de alzar el brazo,

de pensar , y trazar una línea.

En este momento,

cercano a tu silencio

Solo quiero decirte;

Abuelo, te quiero

             

                        

                   
Anuncios