EL AURA Y LOS CUERPOS ESPIRITUALES
El ser humano, tiene 9 cuerpos y cada uno de ellos, también tiene un aura; uno de los 9 cuerpos, es el cuerpo material, o; el cuerpo físico, y los otros 8 son cuerpos espirituales; estos 9 cuerpos son:

El cuerpo físico, el cuerpo vital, el cuerpo mental, el cuerpo astral, el cuerpo de la voluntad, el cuerpo emocional, el cuerpo causal, el cuerpo del alma y el cuerpo del espíritu santo.

Cada uno de ellos, vibra y se energiza con una dimensión de luz espiritual diferente “ cielos “ cuando trabajamos en el desarrollo espiritual, transmutando la energía seminal espiritual; levantando al hijo del hombre, al Cristo intimo que mora, vive y palpita dentro de nuestra simiente; naciendo de las aguas de la vida y del fuego del espíritu santo; podremos entrar en los cielos de luz; todos los seres humanos, venimos al tapete de la existencia “tercera dimensión “a evolucionar o religarnos con dios, con nuestro padre celestial, y tenemos que pasar por 9 iniciaciones de misterios menores, 9 iniciaciones de misterios mayores de fuego y 9 iniciaciones de misterios mayores de luz; en las primeras 9 iniciaciones de misterios menores; el estudiante, solo se prepara, física, mental y espiritualmente, para que pueda trabajar mejor en las iniciaciones de misterios mayores de fuego;

Porque en las primeras iniciaciones de misterios menores, no se sube ninguna dimensión; solo se suben dimensiones de luz cuando se trabaja con el fuego y las aguas de la vida; transmutando, la energía seminal, levantando al hijo del hombre al Cristo íntimo que mora, vive y palpita dentro de la simiente de cada uno de nosotros.

En la primera iniciación de misterios mayores de fuego, conectamos el cuerpo físico con la cuarta dimensión de luz y nuestra aura se energiza; crece o se expande 6 metros;

En la segunda iniciación de misterios mayores de fuego, conectamos el cuerpo vital con la quinta dimensión de luz y nuestra aura se energiza, crece o se expande otros 6 metros;

En la tercera iniciación de misterios mayores de fuego; conectamos el cuerpo mental con la sexta dimensión de luz y nuestra aura, se energiza, crece o se expande otros 6 metros; cuando conectamos el cuerpo mental con la sexta dimensión de luz, a partir de ese momento, nuestras neuronas del cerebro se energizan y nuestra capacidad mental aumenta y podemos captar el aura de las personas cerca o a distancia, para poder curar y sanar, también cerca o a distancia.

En la cuarta iniciación de misterios mayores de fuego, conectamos el cuerpo astral con la séptima dimensión de luz y nuestra aura se energiza, crece o se expande otros 6 metros.

En la quinta iniciación de misterios mayores de fuego nos conectamos con el cuerpo de la voluntad que vibra y se energiza con la octava dimensión de luz, mundo espiritual y nuestra aura se energiza, crece o se expande otros 6 metros.

Las dimensiones de luz, mundos espirituales comienzan desde la octava dimensión; el planeta tierra tiene 38 dimensiones; 7 de las cuales son mundos paralelos; nosotros vivimos en la tercera dimensión y en la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensión también hay vida humana; en toda la creación de dios hay 700. Mil millones de dimensiones 400.mil millones pertenecen, a planos, o dimensiones de luz; y 300. Mil millones a planos o dimensiones de obscuridad; donde se encuentran los inframundos.

En la sexta iniciación de misterios mayores de fuego nos conectamos con el cuerpo emocional que vibra y se energiza con la novena dimensión de luz, mundo espiritual y nuestra aura se energiza, crece o se expande otros 6 metros.

En la séptima iniciación de misterios mayores de fuego nos conectamos con el cuerpo causal que vibra y se energiza con la décima dimensión de luz, mundo espiritual y nuestra aura se energiza, crece o se expande otros 6 metros.

En la octava iniciación de misterios mayores de fuego, nos conectamos con el cuerpo, alma que vibra y se energiza con la onceava dimensión de luz, mundo espiritual y nuestra aura se energiza, crece o se expande otros 6 metros.

En la novena iniciación de misterios mayores de fuego, nos conectamos o nos fundimos con el espíritu santo; cuerpo energético que vibra, mora y se energiza con la doce dimensión de luz mundo espiritual y nuestra aura se energiza, crece o se expande otros 6 metros, en la dimensión doce también nos conectamos o nos fundimos con la energía divina del padre celestial, y de la madre divina, y nuestra aura se ha energizado, ha crecido y se ha expandido fuera de nuestro cuerpo físico a 54 metros de distancia; a partir de ese momento nos convertimos en venerables maestros de misterios mayores de fuego; mensajeros de dios.

Fuente: material de la web.

S. Lucas 11.34. La lámpara del cuerpo es el ojo; cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo está en tinieblas.
35. Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, o sea tinieblas.
36. Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas será todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbrara con su resplandor.

En la práctica se desconoce el trabajo a seguir para poder llegar a dios; el verdadero conocimiento de como se debe hacer ese trabajo espiritual de la transmutación; el trabajo espiritual correcto para transmutar la energía del Kundalini 4 veces 33 vertebras

http://www.natalialuna.com.ar/articulos.php?id=145&titulo=El+Aura+y+Los+Cuerpos+Epirituales

Anuncios