0c95164a65dde9d19fdabceb30df4fca

 

La ira, enojo, agresividad y demás emociones destructivas nos confrontan a diario, creando situaciones donde al parecer la única salida es la violencia.

Aquí es donde mayor énfasis debemos poner para aprender de este principio Reiki, tomarnos unos minutos para respirar, tranquilizarnos y buscar la mejor solución al problema planteado, sabiendo que la violencia sólo y únicamente genera más violencia, dolor y destrucción, por eso debemos esforzarnos para poner tranquilidad, armonía y amor en cada momento de nuestra existencia, lo cual generará una onda expansiva de amor, luz y fraternidad.

De esta forma al mejorar nuestra respuesta a las situaciones violentas, también estaremos enseñando con el ejemplo a los demás, logrando así mejorar nuestro entorno, el mundo que nos rodea

    (De  la red)

Anuncios